Skip to main content
Onetouch

Actividad física

Actividad física1

La práctica de actividad física es una parte importante del plan de control de la diabetes y abarca todo el movimiento que aumenta el gasto de energía, aumenta la frecuencia cardíaca y la respiración por encima de los niveles de reposo. Una duración razonable para una actividad puede ser de al menos diez minutos, siendo el objetivo unos treinta minutos o más por día, casi todos los días de la semana. Algunos ejemplos de ejercicio son caminar, limpiar la casa, bailar o practicar ejercicio de forma estructurada. La actividad física puede ayudar a mejorar el control de la glucosa en sangre, el peso, reducir los riesgos de enfermedad del corazón y mejorar su bienestar general.

Precauciones que debe tomar al realizar actividad física:

  • Si lleva tiempo sin realizar actividad física, hable con su médico antes de iniciar un programa de ejercicios.
  • Empiece gradualmente y aumente el tiempo y la intensidad del ejercicio a medida que vaya tolerándolo.
  • Controle su glucosa en sangre antes de realizar el ejercicio: quizá deba tomar hidratos de carbono antes de empezar, especialmente si se administra insulina y su nivel de glucosa en sangre es inferior a 100 mg/dl.
  • Tenga a mano comprimidos de glucosa u otros hidratos de carbono de acción rápida (bebidas azucaradas, leche desnatada, caramelos) por si su glucosa en sangre baja durante la práctica del ejercicio.
  • Lleve un calzado adecuado, como zapatillas deportivas o zapatos cómodos.
  • Caliente y estire.
  • Revísese los pies por si tuviese ampollas o llagas antes y después del ejercicio, y limite el ejercicio en caso necesario.
  • Beba mucha agua antes, durante y después de practicar ejercicio.

Cómo superar las barreras

Los siguientes consejos pueden ayudarle a abordar ciertas barreras que pueden impedirle ser más activo físicamente.

  • Póngase metas razonables. No se compare con los demás.
  • Esté dispuesto a probar distintas actividades. Plantéese retos a medida que vaya mejorando.
  • Busque ayuda profesional si tiene alguna enfermedad especial o limitaciones físicas.
  • Programe un momento específico para realizar ejercicio y conviértalo en parte de su rutina diaria.
  • Búsquese a un compañero de ejercicios para que le ayude a motivarse.
  • Procure que el acceso a la práctica de ejercicio sea cercano y sencillo, así como recursos para practicarlo.
  • Si no puede permitirse apuntarse a un gimnasio, considere usar material económico para practicar ejercicio en casa, como cuerdas elásticas, una esterilla, unas pesas, vídeos de ejercicios o utilizar su propio peso corporal como resistencia.
  • Sea consciente de los largos periodos de inactividad durante el día: interrumpa los largos periodos sentado levantándose o caminando un poco cada 30 minutos, si es posible.
  • Plantéese retos a medida que vaya mejorando.

1 American Diabetes Association. (ADA) Standards of Medical Care in Diabetes–2018, Diabetes Care, 2018; 41, supl. 1. Versión en Internet consultada el 6 de mayo de 2018 en http://care.diabetesjournals.org/content/diacare/suppl/2017/12/08/41.Supplement_1.DC1/DC_41_S1_Combined.pdf

CO/LFS/0416/0039(1)a